Cuando se trata de contarles a sus hijos sobre su separación o divorcio, muchos padres se paralizan. Facilite un poco la conversación tanto para usted como para sus hijas o hijos al preparar lo que va a decir antes de sentarse a hablar. Si puede anticipar preguntas difíciles, lidiar con sus propias ansiedades con anticipación y planificar cuidadosamente lo que les dirá, estará mejor equipado para ayudar a sus hijas o hijos a manejar las noticias.

 

Qué decir y cómo decirlo.

Por difícil que sea, intente tocar un tono de empatía y aborde los puntos más importantes desde el principio. Ofrezca a sus hijas o hijos el beneficio de una explicación honesta, pero amigable para las niñas y los niños.

 

  • Diga la verdad. Sus hijas o hijos tienen derecho a saber por qué se está separando o divorciando, pero las razones tan largas pueden confundirlos. Escoja algo simple y honesto, como «ya no podemos llevarnos bien». Es posible que tenga que recordarles a sus hijas o hijos que, aunque a veces los padres y los niños no siempre se llevan bien, los padres y los niños no dejan de quererse porque se divorcien los padres.

 

  • Diga «te amo». Por muy simple que parezca, hacer que sus hijas o hijos sepan que su amor por ellos no ha cambiado es un mensaje poderoso. Dígales que seguirá cuidándolos en todos los sentidos, desde preparar el desayuno hasta ayudarlos con la tarea.

 

  • Cambios de dirección. Anule las preguntas de sus hijas o hijos sobre los cambios en sus vidas reconociendo que algunas cosas serán diferentes y otras no. Hágales saber que juntos pueden tratar cada detalle a medida que avanza.

 

Evitar culpar. Es vital ser honesto con sus hijas o hijos, pero sin criticar a tu cónyuge. Esto puede ser especialmente difícil cuando ha habido eventos hirientes, como la infidelidad, pero con un poco de diplomacia, puedes evitar el juego de la culpa. 

Presentar un frente unido. En la medida de lo posible, intente acordar por adelantado una explicación de su separación o divorcio, y apéguese a ella. 

Planea tus conversaciones. Haga planes para hablar con sus hijas o hijos antes de que ocurran cambios en los arreglos de vivienda y planee hablar cuando su cónyuge esté presente, si es posible. 

Mostrar moderación. Sea respetuoso con su cónyuge cuando dé las razones de la separación.  

 

Recuerde: para las niñas y los niños, el divorcio puede ser un momento especialmente triste, estresante y confuso. A cualquier edad, las niñas y los niños pueden sentirse conmocionados, inseguros o enojados ante la posibilidad de que mamá y papá se separen. Incluso pueden sentirse culpables, culpándose a sí mismos por los problemas en el hogar. Si bien es normal que una niña o un niño sufra la separación de la familia, como madre o padre, hay muchas cosas que puede hacer para que el proceso sea menos doloroso para sus hijas o hijos. Puedo ayudarle.